Conjuntivitis

El ojo rojo es un signo clínico que indica el enrojecimiento en la porción anterior (blanca) del ojo, detectable a simple vista. Es un motivo de consulta muy frecuente en Atencion Primaria, y que puede estar causado por diversas patologías, entre ellas, la conjuntivitis. Dado su alta prevalencia, vamos a hablar sobre ella. 

¿Qué es una conjuntivitis?

La conjuntivitis es una inflamación o una infección en la membrana transparente (conjuntiva) que recubre el párpado y la parte blanca del globo ocular. Cuando los pequeños vasos sanguíneos de la conjuntiva se inflaman, se hacen más visibles. Esto es lo que hace que la parte blanca del ojo se torne rojiza o de color rosa.

Existen diferentes tipos de conjuntivitis en función de la causa que provoque este cuadro. 

  1. Bacteriana: Se caracterizan por una secreción ocular de color verdoso o amarillento. Los párpados en ocasiones se pueden inflamar. 
  2. Víricas: son las más frecuentes. Normalmente aparecen con menos legaña, siendo muy contagiosas y habitualmente remiten de manera espontánea.
  3. Alérgicas: típicamente se producen durante la estación de la primavera y aparición del polen, aunque pueden estar relacionadas con otras causas alérgicas (pelo de gato, polvo, ácaros, etc…). A menudo se acompañan de otros síntomas alérgicos, como la rinitis.
  4. Por cuerpo extraño. El mal uso de las lentes de contacto o lentillas, o si no están correctamente desinfectadas, facilita la introducción de los microbios causando conjuntivitis
  5. Traumáticas. Los arañazos y los golpes facilitan la sobre-infección conjuntival.

¿Qué sintomas provocan?

Los síntomas más frecuentes de la conjuntivitis son los siguientes:

  • Enrojecimiento en uno o ambos ojos
  • Picor en uno o ambos ojos (sobre todo en las alérgicas)
  • Sensación de arenilla en uno o ambos ojos
  • Secreción en uno o ambos ojos que forma una costra durante la noche, la cual puede impedir que abras un ojo o ambos a la mañana (sobre todo en las bacterianas)
  • Lagrimeo (muy frecuente en las víricas y alérgicas).

¿Qué debo hacer?

En primer lugar es muy importante que mantengas una buena limpieza para controlar el contagio. Por ejemplo:

  • No te toques los ojos con las manos.
  • Lávate las manos con frecuencia.
  • Usa una toalla y un paño limpios cada día.
  • No compartas las toallas y los paños.
  • Cambia la funda de la almohada a menudo.
  • Desecha los cosméticos para los ojos, como la máscara.
  • No compartas los cosméticos para los ojos ni los elementos personales de cuidado ocular.
  • Suspende el uso de lentes de contacto

¿Cómo de diagnostica?

En la mayoría de los casos, el médico puede diagnosticar la conjuntivitis haciendo preguntas sobre tus síntomas y tu antecedentes médicos recientes, así como realizando una exploración ocular completa. Por lo general, no se necesitan pruebas complementarias para llegar al diagnóstico. En raras ocasiones, el médico puede tomar una muestra del líquido que drena del ojo para analizarlo en el laboratorio (cultivo) si tus síntomas son graves o si sospecha una causa de alto riesgo.

¿Cómo se trata? 

El tratamiento para la conjuntivitis suele enfocarse en el alivio de los síntomas. Dependiendo de la causa, puede haber un tratamiento más dirigido.  

  1. Bacteriana: Se tratan con una buena higiene ocular y colirio de antibiótico. La conjuntivitis bacteriana es contagiosa, pero generalmente se cura entre 7 y 10 días después del comienzo de los síntomas.
  2. Víricas: Habitualmente remiten de manera espontánea, aunque suelen durar algo más que las anteriores. Las normas higiénicas deben ser muy estrictas debido a su alta capacidad de contagio. Pueden ser útiles las lágrimas artificiales, en cuanto a alivio sintomático. Es importante decir que, en estos casos, los antibióticos no ayudarán y pueden ser perjudiciales al reducir su eficacia en el futuro o provocar una reacción al medicamento.
  3. Alérgicas: en este caso es importante evitar el contacto con el agente causal. Tu médico podrá iniciar tratamiento con antihistamínico tópico/oral.

Autor: Cintia González Santana. Médico Interno Residente, CS. Plaza del Ejército, Valladolid Oeste.

Revisado: Enero 2020.

REFERENCIAS

  1. Batlle-Ferrando S, Marín-Martínez S, Boniquet S, Sabater N. Complicaciones asociadas al uso de lentes de contacto blandas [Complications associated with the use of soft contact lenses]. Semergen. 2020 Apr;46(3):208-213. Spanish. doi: 10.1016/j.semerg.2019.09.004. Epub 2020 Feb 8. PMID: 32046895.
  2. Guía práctica sobre conjuntivitis. Fisterra, 2019.
A %d blogueros les gusta esto: