Por qué confiar en la vacuna frente a la COVID-19

¿Tienes poliomielitis? ¿O difteria? Yo tampoco. ¿Sabes por qué? Gracias a las vacunas                      

 “A causa de una corrupción de su aliento, todos los que se hablaban mezclados unos con otros se infectaban uno a otro (…) La muerte no tocaba solo a los que les hablaban, sino igualmente a todos aquellos que compraban sus cosas, las tocaban o se acercaban a ellas” Los orígenes de la peste. Registro 1347.  

  Uno de los anhelos más grandes de la humanidad es la erradicación de las enfermedades infecciosas. Junto con el agua salubre o los antibióticos, la vacunación es un triunfo de la salud pública para el control de estas enfermedades. Otra enfermedad contagiosa, como la peste, fue la viruela, que provocó 500 millones de muertes solo en el siglo XX. En 1980 la Organización Mundial de la Salud anunció su erradicación gracias a la vacuna iniciada por Edward Jenner en 1796. El coronavirus ha provocado la muerte de unos 2 millones de personas hasta la fecha. En menos de un año hay disponibles vacunas eficaces y accesibles a la población. Espero que tras leer esto se resuelvan algunas de las dudas y preocupaciones que os hacen desconfiar de la vacuna, ya que la historia nos ha enseñado que es nuestra mejor herramienta preventiva.

1. Esta vacuna ha salido demasiado rápido…                                                             

Todas las vacunas han de seguir unas fases de estudio para poder ser distribuidas a la población. Para que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios acepte que es segura para nosotros se han de haber cumplido todos los pasos. El proceso ha sido más rápido porque se han realizado estudios simultáneos con un mayor número de personas, hecho sin precedentes, dado que al afectar a la población mundial se ha realizado en un tiempo récord. Os dejo un vídeo del Ministerio de Sanidad en el que se explica perfectamente: https://www.youtube.com/watch?v=r6nR5tRPCNg&feature=youtu.be&ab_channel=MinisteriodeSanidad

 

2. La vacuna me va a provocar la enfermedad…                                                     

Algunas vacunas están formadas con el virus de la enfermedad atenuado, y este tipo de vacunas pueden provocarte la enfermedad. Sin embargo, la mayoría de las vacunas están formadas de partes del microorganismo, o de información genética para responder al microorganismo, como es el caso de las vacunas frente a la COVID de las que disponemos ahora. Este tipo de vacunas no pueden provocarte la enfermedad. Lo que sí pueden provocar son efectos secundarios leves, como el resto de las vacunas, consistentes en dolor en lugar de la inyección, fiebre o dolor generalizado, que se resuelven espontáneamente en 24-48 horas. 

 

3. No me la puedo poner porque soy alérgico…                                                      

La ficha técnica de cada vacuna resume los compuestos de los que está formada. El profesional que te vacune comprobará tus alergias para asegurarse de que no corresponden con los componentes de la vacuna. El ser alérgico o intolerante a otros compuestos o medicamentos, como antiinflamatorios o antibióticos, no te hace alérgico a la vacuna ni más propenso a sufrir alergia a la misma. Si has sufrido en alguna ocasión un shock anafiláctico (hinchazón generalizada y ahogo que requiere tratamiento urgente tras ingestión de un alimento o un fármaco) informa a tus profesionales sanitarios para poder valorar tu evolución tras la vacuna. 

 

4. No es obligatoria, así que no me la voy a poner …                                                     

En España ninguna vacuna es obligatoria. Disponemos de un calendario vacunal en la edad pediátrica que se actualiza según los avances científicos. Es raro que unos padres se nieguen a vacunar a sus hijos siguiendo el calendario habitual. Recientemente se han producido brotes de enfermedades infecciosas ya consideradas controladas al introducirse algún niño no vacunado en un grupo de niños que no hubieran completado esa vacunación. Vemos también habitual que para viajar se nos solicite cumplir la vacunación de un territorio. Obligar no es mejor solución que proporcionar información veraz, clara y accesible para que el mayor número posible de personas se vacunen.

 

5.Decidiré qué tipo de vacuna me parece mejor…                                                       

Actualmente hay tres tipos de vacunas aceptadas para utilización en población. Cada una tiene sus características de conservación y aplicación, y unas han estado disponibles antes que otras. Este conjunto de sucesos son los que han determinado que vacuna se aplica a cada grupo poblacional. Sin embargo, no tienen diferencias sustanciales en cuanto a eficacia o efectos secundarios, como para determinar la elegibilidad de una respecto a otra. De otras vacunas frecuentemente utilizadas, como la de la gripe, también hay varios tipos. ¿Alguna vez has preguntado o elegido que vacuna de la gripe te ponen? Hay profesionales que dedican su esfuerzo al estudio de efectos secundarios, eficacia y seguridad de las vacunas.

 

6. Por qué no me vacunan ya si en la televisión hace mucho que lo anuncian…

Para la campaña de vacunación está procediendo por grupos poblacionales en orden de la prioridad estimada. Se ha iniciado, como sabéis, por residentes y trabajadores de residencias (grupo 1) posteriormente profesionales sociosanitarios (grupo 2), otros profesionales sanitarios (grupo 3) y personas grandes dependientes (grupo 4). En este momento se está vacunando a profesionales esenciales y grupos de edad avanzada. Esta estrategia es nacional, pero el ritmo es diferente en cada Comunidad Autónoma. Cuando, según al grupo en el que se os englobe, sea vuestro turno, seréis avisados por los profesionales sanitarios para acudir a vacunaros. 

 

7. Si me vacuno entonces ya no hace falta que siga las medidas de seguridad…                                

Los estudios nos demuestran que actualmente la vacunación es efectiva en cifras que varían del 70 al 90%. Además, actualmente solo hay un 4% de la población de Castilla y León con la vacunación completa. Por tanto, vacunación y medidas preventivas (distancia de seguridad, lavado de manos, mascarilla, ventilación ) son medidas complementarias, no excluyentes. 


No se requieren solo iniciativas científicas sino esfuerzos políticos, económicos y sociales para que las campañas de vacunación sean exitosas. Se nos pide unidad global. Desde aquí apostamos porque todos los que podamos ser vacunados nos vacunemos y por lograr que las vacunas sean accesibles para todos. 


 

 

Irene García Álvarez
Médica de familia y Comunitaria, CS. La Cistérniga, Valladolid.

REFERENCIAS:

 

  1. https://www.vacunacovid.gob.es/
  2. https://www.saludcastillayleon.es/AulaPacientes/es/informacion-nuevo-coronavirus-covid-19/vacunacion-frente-covid-19
  3. https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov/vacunaCovid19.htm

Revisado: Marzo 2021.

A %d blogueros les gusta esto: